Horóscopo Indio

El mensaje de los indios

Entre los indios de América del Norte, encontramos a pesar de muchas diferencias en historia y cultura, un terreno en común: en su forma de pensar y sus ideas religiosas, se encuentra el propio individuo inseparablemente relacionado con su entorno natural y forma una unidad indisoluble con el cosmos. Su credo dice: “Ve en armonía con la madre tierra”!.

Para los indios, la tierra es la madre de todo ser, la base de la vida, a través de la cual se establece la existencia de todos los seres. La tierra nutre y recibe paciente y generosa a todos sus hijos – plantas, animales y seres humanos. Según los indios, la vida humana consiste en un círculo mágico, al que le llaman rueda tierra o rueda medicinal.

La rueda medicinal abarca todo lo que pasa en el mundo, revela la conexión del alma entre el cosmos y la naturaleza, simboliza el día y la noche, el ciclo de las estaciones del año, el ciclo de los cuerpos celestes, el ciclo lunar de luna nueva a luna nueva, así como el nacimiento, muerte y renacimiento. En absoluto, el círculo en la vida cotidiana de los indios juega un papel muy importante: sus pueblos y casas a menudo están construidas en forma de un círculo y en sus reuniones, debates y festivales siempre se sientan en círculo.

El punto central de la rueda medicinal es “Wakan Tanka” – la piedra de la creación, que representa el poder de la vida y sostiene la rueda en movimiento. Está rodeada por los cuatro elementos y los símbolos de los cuatro puntos cardinales. Cada uno de los cuatro puntos cardinales está representado por un guardián del espíritu, un ser espiritual, que tiene la tarea de enseñar a los niños de la tierra la fuerza que tiene cada uno de los puntos cardinales y ayudarles a ascender a las esferas espirituales de la vida. Los elementos proporcionan información acerca del ser humano desde el momento de su nacimiento, a que clan pertenecen y con cuales elementos naturales –tierra, fuego, agua y aire- están conectados. En el clan de elementos se encuentran todas las propiedades y características, fortalezas y debilidades que uno comparte son su clan.

Los Tótems: Animal, Vegetal y Mineral

El círculo exterior de la rueda medicinal representa el viaje de la vida y evolución anual. Según los nativos indios, el hombre entra al círculo mágico en el momento en que ve la luz del mundo. Con él se asocian ciertos poderes, habilidades y compromisos que comparte con un animal específico. De este animal aprende toda la vida, se descubre así mismo, reconoce sus relaciones con los demás y la vida en la naturaleza. Pero por encima de todo, él tiene la obligación de demostrar afecto, reverencia y gratitud por las enseñanzas que le concederá su tótem animal.

Dependiendo de la luna de nacimiento le corresponde uno de los siguientes tótems: un ganso, una nutria, un puma, un gavilán, un castor, un venado, un pájaro carpintero, un esturión, un oso pardo, un cuervo, una serpiente o un ciervo. Además también puede ser otro animal – y aún pequeño – para convertirse en tótem. Entonces tiene la función de ayuda espiritual y establece la conexión con el “Gran Espíritu”.

También determinadas plantas y árboles (Abedul, Álamo, Plantago, Diente de león, Milenrama, Rosales, Frambueso, Violetas, Gordolobo, Cardo, Pícea negra) o piedras (Cuarzo, Plata, Turquesa, Ópalo de fuego, Crisocola, Ágata, Cornalina, Granate, Amatista, Jaspe, Malaquita y Obsidiana) pueden ser tótems. El erróneamente descrito como “Poste totémico”, no tiene nada que ver. Se trata de una escultura de un tronco de árbol que representa el escudo, animal heráldico de una familia. Se le construye cuando se edifica una casa o incluso para recordar hechos memorables. Cada familia tiene un emblema animal, que no nada más aparece en su escudo sino en diferentes objetos como en las paredes de casa, armas o techos.

Ha ingresado el hombre a la rueda medicinal, deberá entonces recorrerla tan a menudo como sea posible para aprender de la vida las diversas orientaciones y posibilidades. Cada posición dentro de la rueda medicinal ofrece nuevos conocimientos que enriquecen y amplían la vida. El mensaje fundamental de la rueda medicinal es por lo tanto, nunca permanecer, sino cambiar constantemente y crecer!